Pecco Bagnaia gana en Assen y pone el Mundial de MotoGP al rojo vivo | Fuente: Imago
Pecco Bagnaia gana en Assen y pone el Mundial de MotoGP al rojo vivo | Fuente: Imago

Doblete de Bagnaia en Assen y el Mundial de MotoGP se pone al rojo vivo

MotoGP Felip Muñoz julio 1, 2024

El Mundial de MotoGP se pone al rojo vivo tras un fin de semana dominado por el vigente campeón, Pecco Bagnaia, intratable sobre el asfalto de Assen, la catedral del motociclismo. El piloto insignia de Ducati se impuso en las dos carreras, la sprint y la larga del domingo, para acechar ya a Jorge Martín, quien se mantiene al frente de la clasificación por escasos 10 puntos. El título parece ahora mismo cosa de dos, pues Marc Márquez se descuelga ya a 58 puntos tras caerse el sábado y ver como una sanción le relegaba del 4º al 10º puesto final.

Bagnaia venía de Mugello, su ‘jardín’ y donde enlaza ya tres victorias consecutivas, e hizo lo propio en La Catedral, un circuito de Assen que también es talismán. Son tres años seguidos ganando en tierras neerlandesas y la última sirvió para achuchar a Martín.

Ni las tres posiciones de sanción en la parrilla limitaron a un Bagnaia disparado hacia la victoria desde buen comienzo. Salió como tiro el italiano, se puso primero y abrió hueco con el resto, incluido un Martín que tiró de madurez para maximizar su fin de semana. Si no se puede ganar, la victoria es terminar segundo. Y eso es lo que hizo.

Más problemas tuvo Márquez, presionado por su error en la sprint (se cayó al pisar un piano), quien no logró mantener el tercer puesto frente a Enea Bastianini y se vio lejos del podio. Una sanción posterior a la carrera por haber excedido repetidamente los límites de pista le hizo caer hasta la décima plaza, perdiendo unos puntos vitales para la lucha por el campeonato.

 Son 58 puntos respecto a Martín y 48 sobre Bagnaia, una diferencia que empieza a ser considerable y que le dejan sin margen de error.

También te puede interesar


Felip Muñoz

Soy un apasionado del deporte al que le gusta contar historias. Pocos saben que trabajé en un taller de coches clásicos antes de convertirme en periodista deportivo.

Share